Image

 

Programas y Problemas

Image

  

No puedes resolver un problema a menos que sepas de qué se trata. Ésta es la situación de la mayoría de las personas. El problema original se manifiesta de muchas formas distintas, y es por ello que pareces tener una gran cantidad de problemas. Pero muchos de ellos son el mismo problema, y se tiene que reconocer que son el mismo si es que se ha de aceptar la única solución que los resuelve. Ahora bien, ¿quién puede darse cuenta de que un problema se ha resuelto si piensa que el problema es otra cosa? Aún si se le proporcionara la respuesta, no podría ver su relevancia.


Esta es la situación en la que te encuentras ahora. Pareces enfrentarte a una larga serie de problemas, los cuales son todos diferentes entre sí, y cuando uno se resuelve, surge otro y luego otro. No parecen tener fin. En ningún momento te sientes completamente libre de problemas y en paz.


La tentación de considerar que los problemas son múltiples es la tentación de dejar el problema original sin resolver. El mundo parece presentarte una multitud de problemas, y cada uno parece requerir una solución distinta. Esta percepción te coloca en una posición en la que tu manera de resolver problemas no puede sino ser inadecuada, haciendo así que el fracaso sea inevitable.


Es como si, en las paredes de tu casa, aparecieran varias grietas (problemas). Entonces compras los elementos necesarios y te dedicas a rellenar y pintar las partes agrietadas de la pared. Pero, al poco tiempo, aparecen nuevas grietas... Y ahora no sólo en las paredes, sino también en el techo. Ahora son más grietas a solucionar. Arreglas las mismas, pero vuelven a aparecer... y ahora también en el piso. Cada ver los problemas son más y más. Mientras no vayas a los cimientos y arregles el problema original, sus manifestaciones se seguirán multiplicando y te sentirás más y más agobiado.

Nadie podría resolver todos los problemas que el mundo parece generarlos. Éstos parecen manifestarse en tantos niveles, en formas tan variadas y con contenidos tan diversos, que crees enfrentarte a una situación agobiante. Tal como los percibes, el desaliento y el estrés son inevitables. Algunos surgen inesperadamente, justo cuando creías haber resuelto los anteriores. Otros permanecen sin resolver bajo una nube de negación, y emergen de vez en cuando para atormentarte, mas sólo para volver a quedar ocultos pero aún sin resolver.


Toda esta complejidad no es más que un intento de evadirte, de no reconocer el problema y, por lo tanto, de no permitir que se resuelva. Si advirtieras el común denominador que subyace a todos los problemas a los que pareces enfrentarte, comprenderías que dispones de los medios para resolverlos. Y emplearías los medios porque habrías reconocido el problema.


Un ejemplo bastante común es el del sobrepeso. Ya sabemos lo que tenemos que hacer para adelgazar. Pero la mayoría de las veces no lo hacemos. Sabemos lo que tenemos que hacer, queremos hacerlo, pero nuestra decisión dura apenas unos días. Otras veces somos más disciplinados y constantes... pero igualmente el resultado que queremos lograr se nos escapa. Esos kilos de más son como las grietas del ejemplo anterior. El BioNeuroCoaching te permite ir hasta los cimientos, descubrir el problema original y solucionar el mismo, tanto a nivel consciente como inconsciente.

Y ¿cuál es el problema que genera esta dificultad? Un programa, una creencia instalada en lo profundo de tu mente. En el caso del sobrepeso puede ser un conflicto de abandono, o desprotección, o fidelidad familiar (por mencionar sólo algunas posibilidades).


Los esfuerzos de BioNeuroCoach estarán encaminados al reconocimiento de que no hay más que un solo problema (las creencias, conflictos y programas que te causan inefectividad y malestar) y una sola solución: reconocer el programa/creencia conflictivos y resolverlos, creando nuevos "cimientos" más fuertes, coherentes, saludables y efectivos.


No te dejes engañar por la forma en que se manifiestan los problemas. Ello es apenas la punta del iceberg...
.
 

 
 
 
También puede interesarte:
 

Síguenos en Facebook

 
 
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -