Las creencias controlan la biología

 

Tus creencias controlan tu biología

Las creencias controlan la biología

  

¡Las creencias controlan la biología! Tus creencias determinan tu vida !

Un ejemplo muy conocido de como una creencia afecta a nuestra biologia es el efecto placebo.


El efecto placebo es el conjunto de efectos sobre la salud que produce la administración de un placebo, que puede ser en forma de pastilla, una terapia, la automedicación o un mero acto médico, y que no se deben al efecto específico de ningún acto médico.

El término "efecto placebo" fue acuñado por el anestesista americano Henry K. Beecher en 1955. Henry observó que al menos un tercio de los pacientes mejoraron cuando se les suministraba un placebo, es decir se les suministraba una pastilla semejante a un medicamento habitual, con mismo color, forma y sabor, pero sin ningún efecto farmacológico.

Estudios científicos y psicológicos explican este fenómeno por un único factor: el poder de las creencias. Nuestras creencias influyen y determinan nuestra inteligencia, salud y habilidades. La clave está en obtener las creencias apropiadas que nos conduzcan a nuestro bienestar y plenitud.

El efecto nocebo es el efecto opuesto al placebo. Los pacientes que no creen en el tratamiento pueden experimentar empeoramiento de los síntomas. Por ejemplo, a los participantes de un estudio a los que se les administra un placebo se les informa de que van a experimentar una lista de efectos secundarios negativos y desarrollan una actitud negativa hacia el placebo que les conlleva a experimentar dichos síntomas.

Los efectos placebo parecen surgir no solamente de la creencia consciente, sino también de asociaciones subconscientes entre la recuperación y el tratamiento. Esto se desprende del descubrimiento por parte de los investigadores de que los efectos placebo surgen de procesos activos en el cerebro.


Tus creencias actúan como los filtros de una cámara, cambiando la forma en la que ves el mundo. Y tu biología se adapta a esas creencias.


Cuando reconozcamos de una vez por todas que nuestras creencias son así de poderosas, estaremos en posesión de la llave a la libertad.
 

 
 
 
También puede interesarte:
 

Síguenos en Facebook

 
 
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -