tomar consciencia

 

¿Qué significa tomar consciencia?

tomar consciencia

  

Tomar consciencia no es saber o conocer el problema. Conocer o saber cuál es el conflicto biológico, o la necesidad biológica no satisfecha que tengo, y que me lleva a repetir situaciones de vida o enfermedades es a nivel intelectual. No hay cambios emocionales profundos. Se comprende el conflicto a nivel de neo-cortex, o sea con la parte del cerebro encargada de la racionalización. La misma que hace preguntas, que busca explicaciones, que justifica y la misma que juzga.

Tomar Consciencia es, comprender sin juzgar, justificar, reflexionar ni condenar, que todo aquello que “me pasa” me lo he traído yo mismo a mi vida, como un reflejo de la incoherencia interna o de las carencias que yo mismo me provoco a nivel inconsciente. Cuando tomamos consciencia de un programa hay un cambio emocional profundo, desde las entrañas, pasando por estados de cólera, ira, tristeza, miedo, asco sin represión. Dejándose sentir ese “odio” por mi madre, padre, pareja, jefe etc. Para luego pasar a un estado de auténtica paz y desapego. Implica:

  • Volverse el observador de nuestra película mental y de vida, sin juicios condenatorios.

  • Dejarse sentir todas las sensaciones físicas que las emocionas producen en el cuerpo.

  • Dejar ir esas emociones, soltarlas sin etiquetarlas.

  • Desapegarse de TODAS Y CADA UNA de las expectativas de cómo “yo quiero que sean las cosas”, de todos los “tengo que”, “debo de”, “tendría que”, “debería de”.

  • Desidentificarse con el rol de “gerente general del universo” queriendo que las cosas sean como “yo creo que deberían ser” porque eso es lo “bueno o correcto”. Dejar de querer controlar a todos y a todos.

  • Empezar a vivir desde la auténtica paz donde no importa lo que pase, yo estoy bien. Porque yo mismo soy capaz de nutrirme, de abrazarme, de amarme.

  • Vivir desde la plenitud con mi propio ser sin NECESITAR a nada ni nadie; sólo entonces podré COMPARTIR Y DISFRUTAR realmente de mis relaciones, de las situaciones de la vida y de mi mismo.

Vivimos aterrados de “estar solos”, cuando no nos damos cuenta que siempre estamos en l mejor compañía que podamos tener: nosotros mismos! El problema es que nos amamos y valoramos tan poco, que NECESITAMOS que alguien más me ame, me acepte, me reconozca, como yo creo que “debería de hacerlo”. Esto es vivir y actuar desde el ego, fingiendo amor por los demás.

Vivir en consciencia quiere decir que cada cosa que “me pase”, me está sirviendo de espejo para que yo pueda ver todo aquello que está anclado en la parte que hemos reprimido que se llama “la sombra”. Esas áreas de dolor que yo mismo he fabricado y que no me gusta reconocer. Entonces las proyecto en mi vida como enfermedades o situaciones repetitivas.

Vivir en consciencia me permite conocerme más y mejor a mi mismo, hasta mis verdades más profundas (no las que yo creo que son) sino las que están siendo en mi inconsciente.

Tomar consciencia de algo es observarlo con plena atención e interés, en tanto que la mente permanece en silencio, sin intervenir. Si se trata de un sentimiento o una emoción, tomar consciencia de ellos supone mirar el sentimiento o la emoción en la actitud del observador que está completamente implicado en lo que observa, sin pensar ni razonar, y sin buscar causas, consecuencias o relaciones.

No es lo mismo tomar consciencia de una emoción que razonar sobre ella. Al tomar consciencia lo que estamos haciendo es mirar la emoción sin aprobarla ni rechazarla. Perseverando en este acto de mirar podremos llegar a comprender, lo cual es distinto a razonar. La comprensión puede sanar, total o parcialmente, la causa que origina la emoción o el sentimiento que estamos experimentando.

Por el contrario, si razonamos sobre un sentimiento intentando comprenderlo, solo conseguimos aumentar nuestra confusión mental, pues siempre aparecerán nuevos factores que derribarán las conclusiones que creíamos haber alcanzado.


En definitiva, el propósito del Acto de Tomar consciencia no es lograr que desaparezca de nosotros la perturbación que sentimos, sino poner consciencia en ella para que la causa inconsciente que la ha ocasionado se ponga de manifiesto y podamos sanarla.

En BioNeuroCoaching trabajamos con el inconsciente (de forma consciente, pues de otro modo no se puede tomar consciencia), a través de diferentes protocolos para desbloquear y liberar los patrones inconscientes. Luego es la persona la que debe hacer cambios en su forma de “estar siendo” y de actuar en su vida para reprogramar los engramas neuronales nuevos que se generan en las citas de BioNeuroCoaching. Si la persona no hace cambios drásticos de vida, los engramas no se solidifican y se regresa a la antigua pauta, patrón o hábito; volviendo a somatizar los síntomas o patrones.


Gabriela Andretta.
 

 
 
 
También puede interesarte:
 

Síguenos en Facebook

 
 
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -